Continúa la puesta en valor de establecimientos educativos


Zona SN San Nicolás

El municipio continúa adelante con refacciones en la EET Nº 4, la EES 10, la EES 9, la EP 4, la Nº 7 de barrio Don Bosco, la 40 y la Escuela Media Nº 3. “Lo que buscamos es que las escuelas sean lugares seguros y funcionales porque es allí donde los chicos pasan gran parte del día”, apuntó el coordinador de la iniciativa, arquitecto Gustavo Giampietro.

El municipio continúa adelante con el programa de puesta en valor de los edificios escolares de nuestra ciudad, una iniciativa destinada a recuperar las instalaciones deterioradas por el paso del tiempo y la falta de inversión. El financiamiento de estos trabajos proviene, en parte, del Fondo Educativo que la Provincia distribuye en los municipios. Y otra parte del financiamiento proviene de las arcas municipales.
Las obras se ejecutan de acuerdo a un patrón de siete puntos centrales. Ese patrón incluye la renovación de las instalaciones de agua potable, cloacas, desagües pluviales, gas y electricidad. También figuran la impermeabilización de techos, seguridad perimetral, iluminación, arreglo de aberturas, instalación de calefactores y ventiladores, señalética y pintura.
“Ya concluyeron las obras en el Jardín 923. Y en las próximas semanas se estarán inaugurando los trabajos ejecutados en la EET Nº 4, la EES 10 y la EES 9 (Colegio Nacional)”, explicó el arquitecto Gustavo Giampietro, coordinador municipal del programa de recuperación de establecimientos de educación pública en nuestra ciudad. “Lo que buscamos es que las escuelas sean lugares seguros y funcionales porque es allí donde los chicos pasan gran parte del día”, apuntó Giampietro.
También se espera que este año concluyan las obras en la EP 4 (Falcón y Maipú) , la Nº 7 de barrio Don Bosco, la 40 (Montevideo y Las Heras) y en la Escuela Media Nº 3. “Estamos arreglando los sanitarios y el piso del gimnasio de la Escuela Normal”, añadió Giampietro.
“Lo que nos pasa todo el tiempo es llegar a una escuela con una idea de las tareas a ejecutar. Pero una vez que picás una pared empiezan a surgir problemas que tal vez no estaban previstos. Ese tipo de cosas suelen demorar un poco los plazos porque no se puede seguir adelante si antes no solucionás los inconvenientes que se van presentando”, comentó el arquitecto.

La elección

Las escuelas que deseen acceder al subsidio deben presentarse en el municipio con toda la documentación en regla y un listado de necesidades edilicias. Una vez definido el establecimiento a restaurar, el municipio deposita el dinero del subsidio en una cuenta bancaria administrada por la Cooperadora de ese establecimiento, que es la que realiza los pagos a las empresas constructoras mediante certificaciones de obra firmadas por el representante técnico de esas empresas. El municipio, además, controla que los trabajos se realicen de acuerdo al standard preestablecido. La Cooperadora es la que decide con qué empresa trabajar, dentro de un abanico de pymes locales dedicadas al rubro construcción. El requisito principal es que los establecimientos tengan una Cooperadora ordenada y en regla.

Compartir: